EL RESURGIR DE LAS CONVERSE ONE STAR

Por Gabri Ortiz, 31 enero 2018

Converse - One StarSerá por sus formas simples, por su robustez, o quizá por su comodidad, quién sabe, pero las One Star de Converse nunca desaparecen para siempre. Hace poco aterrizaron de la década de 1990, del mismo modo que lo habían hecho en los 90 regresando de los 70. Estas zapatillas transitan tres esferas de temporalidad distintas, llegando a varios públicos con objetivos muy dispares. Repasamos sus idas y venidas para entenderlas mejor y para teorizar sobre cómo será su presencia en la actualidad.


El principio de nuestras zapatillas protagonistas, se sitúa al final de la década de 1960, cuando se funda la American Basketball Association (ABA). Con esto, se instaura un nuevo reglamento, se incorporan nuevos jugadores y se precisa equipamiento más sofisticado para el básquet. Hasta entonces, las más utilizadas eran las Chuck Taylor, fabricadas a partir de tela. Por eso poco a poco, la piel y la gamuza, fueron substituyendo a dicho material, que era mucho más endeble. Las One Star fueron lanzadas en 1973, Converse tenía el mercado del calzado de baloncesto monopolizado. De hecho, existe una publicidad de la marca, donde apunta que 8 de cada 10 jugadores de este deporte calzaba zapatillas Converse. Pero el éxito es efímero incluso para las más favoritas. La tecnología avanza y las One Star se quedaron atrás, dejando espacio para nuevos y mejorados diseños. Ya en los 80 estaban en el olvido profundo, lejos de las tiendas y sólo podían ser vistas en algún armario muertas de risa y polvo.

Publicidad Converse
Justo en un momento donde en las zapatillas reinaban las cámaras de aire y los colores fluor, hacia el final de los 80, las subculturas empezaron a interesarse y a rendir culto hacia los viejos diseños. Estos nuevos intereses fueron denominados “Old School” por los medios. Este nuevo afán por lo pasado, resultó un filón para las marcas, y éstas empezaron a hurgar en sus archivos para reeditar sus clásicos. También, a principios de los 90 apareció la figura del “Cool Hunter”, y la reaparición de nuestras One Star fue uno de los casos de estudio de este retroceso a la cultura visual anterior. Resulta curioso, el hecho de que nosotros ya estemos acostumbrados a inspirarnos en las tendencias pasadas, pero hasta los 90, esto era inaudito, la moda sólo miraba hacia delante.

Converse - One Star

Otro dato interesante respecto a las One Star, es que también fueron las Zapatillas de Kurt Cobain, ya que casaban muy bien con su estilo poco forzado. En unas imágenes que la policía de Seattle publicó del escenario de su suicidio, se puede apreciar un primer plano del pie del cantante de Nirvana junto a una bolsa con una caja de cartuchos de bala, ¿el calzado que eligió para tal día? Adivinad. Años más tarde, Converse lanzó una versión del modelo de bambas con la firma de Kurt Cobain en el lateral.

Kurt Cobain

Hacia 1993, las One Star encajaban perfectamente con la escena skate gracias a su estética y comodidad. Converse lanzó una nueva categoría dedicada al skateboarding llamada CONS. Si en los 70, había sido el baloncesto, en los 90 era el patín y la vida urbana. A principios de los 2000, las zapatillas de skate se ensancharon y acolcharon considerablemente y las One Star quedaron por segunda vez en su historia, excluidas de la escena.


Ahora han vuelto pero no sabemos por cuanto tiempo, ya que si el patrón se repite, volverán a desaparecer dentro de unos años para volver al cabo de otros muchos. Eso sí, siempre con una intención distinta a las anteriores, repensadas y re-interpretadas para ser adoptadas por otros perfiles de público del futuro.


COMPRAR CONVERSE ONE STAR




_
Compartir